8 de enero de 2009

Eladia Blázquez

Pianista, guitarrista, compositora, autora, cantante
(24 de febrero de 1931 - 31 de agosto de 2005)





HONRAR LA VIDA

¡No! Permanecer y transcurrir
no es perdurar, no es existir
¡Ni honrar la vida!
Hay tantas maneras de no ser,
tanta conciencia sin saber
adormecida...
Merecer la vida no es callar y consentir,
tantas injusticias repetidas...
¡Es una virtud, es dignidad!
Y es la actitud de identidad ¡más definida!
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir...
¡Honrar la vida!

¡No! Permanecer y transcurrir
no siempre quiere sugerir
¡Honrar la vida!
Hay tanta pequeña vanidad,
en nuestra tonta humanidad
enceguecida.
Merecer la vida es erguirse vertical,
más allá del mal, de las caídas...
Es igual que darle a la verdad,
y a nuestra propia libertad
¡La bienvenida!...
Eso de durar y transcurrir
no nos da derecho a presumir.
Porque no es lo mismo que vivir...
¡Honrar la vida!

PROHIBIDO PROHIBIR
(Tango)

No se puede prohibir, ni se puede negar
el derecho a vivir, la razón de soñar...
No se puede prohibir, el creer ni el crear,
ni la tierra excluir, ni la luna ocultar...
No se puede prohibir, ni una pisca de amor,
ni se puede eludir que retoñe la flor...
Ni del alma el vibrar, ni del pulso el latir,
ni la vida en su andar... No se puede prohibir.

No se puede prohibir, la elección de pensar
ni se puede impedir, la tormenta en el mar...
No se puede prohibir, que en un vuelo interior
un gorrión al partir, busque un cielo mejor...
No se puede prohibir, el impulso vital,
ni la gota de miel, ni el granito de sal...
Ni las ganas sin par, ni el deseo sin fin
de reír, de llorar, no se puede prohibir.

No se puede prohibir, el color tornasol
de la tarde al morir, en la puesta de sol.
No se puede prohibir, el afán de cantar,
ni el deber de decir lo que no hay que callar...
Sólo el hombre incapaz de entender, de sentir
ha logrado, al final, su grandeza prohibir,
y se niega el sabor y la simple verdad,
de vivir en amor y en total libertad...
Si tuviese el poder de poder decidir...
Dictaría una ley... ¡Es prohibido prohibir!

SUEÑO DE BARRILETE
(Tango)

Desde chico ya tenía en el mirar
esa loca fantasía de soñar,
fue mi sueño de purrete
ser igual que un barrilete
que elevándose entre nubes
con un viento de esperanza, sube y sube.
Y crecí en ese mundo de ilusión,
y escuché sólo a mi propio corazón,
mas la vida no es juguete
y el lirismo en un billete sin valor.

Yo quise ser un barrilete
buscando altura en mi ideal,
tratando de explicarme que la vida es algo más
que darlo todo por comida.
Y he sido igual que un barrillete,
al que un mal viento puso fin,
no sé si me falló la fe, la voluntad,
o acaso fue que me faltó piolín.

En amores sólo tuve decepción,
regalé por no vender mi corazón,
hice versos olvidando
que la vida es sólo prosa dolorida
que va ahogando lo mejor
y abriendo heridas, ¡ay!, la vida.
Hoy me aterra este cansancio sin final,
hice trizas mi sonrisa de cristal,
cuando miro un barrilete
me pregunto: ¿aquel purrete donde está?


EL ÁNGEL DORMIDO
(Tango)

Cuando nace un niño... como de costumbre...
Se enciende una estrella, para que lo alumbre.
Pone Dios la mano sobre su cabeza,
y es cuando la gracia de la vida empieza...
Le hace ver la imagen de su semejanza,
le habla en un lenguaje, lleno de esperanzas...
Es de sus creaciones su mayor orgullo.
Y como un capullo, al primer latido...
se despierta el genio de un ángel dormido.

Pero luego el ángel, pasa a nuestro lado...
en la piel de un niño triste... abandonado.
Es un cimbronazo para la conciencia.
Como un gran fracaso, que nos da vergüenza...
Meditemos todos y que sepa el hombre...
Encontrar el modo, de honrar... su nombre.
Porque sin memoria, de ese bien perdido...
volverá sin gloria, de su propio olvido...
a buscar el ángel... su ángel dormido.


glitter-graphics.com

CON LAS ALAS DEL ALMA
(Tango)

Con las alas del alma desplegadas al viento,
desentraño la esencia de mi propia existencia
sin desfallecimiento, y me digo que puedo
como en una constante
y me muero de miedo, pero sigo adelante.

Con las alas del alma desplegadas al viento,
porque aprecio la vida en su justa medida
al amor lo reinvento, y al vivir cada instante
y al gozar cada intento, sé que alcanzo lo grande,
con las alas del alma desplegadas al viento.

Con las alas del alma desplegadas al viento,
más allá del asombro me levanto entre escombros
sin perder el aliento
y me voy de las sombras con algún filamento
y me subo a la alfombra con la magia de un cuento.

Con las alas del alma desplegadas al viento,
atesoro lo humano cuando tiendo las manos
a favor del encuentro por la cosa más pura,
con la cual me alimento por mi pan de ternura,
con las alas del alma desplegadas al viento.

Con las alas del alma desplegadas al viento,
ante cada noticia de estupor, de injusticia,
me desangro por dentro
y me duele la gente, su dolor, sus heridas,
porque así solamente interpreto la vida.

Con las alas del alma desplegadas al viento,
más allá de la historia, de las vidas sin gloria,
sin honor ni sustento
guardaré del que escribe su mejor pensamiento
quiero amar a quien vive con las alas del alma
desplegadas al viento, al viento, al viento...


EL CORAZÓN AL SUR
(Tango)

Nací en un barrio donde el lujo fue un albur,
por eso tengo el corazón mirando al sur.
Mi viejo fue una abeja en la colmena,
las manos limpias, el alma buena...
Y en esa infancia, la templanza me forjó,
después la vida mil caminos me tendió,
y supe del magnate y del tahúr,
por eso tengo el corazón mirando al sur.

Mi barrio fue una planta de jazmín,
la sombra de mi vieja en el jardín,
la dulce fiesta de las cosas más sencillas
y la paz en la gramilla de cara al sol.
Mi barrio fue mi gente que no está,
las cosas que ya nunca volverán,
si desde el día en que me fui
con la emoción y con la cruz,
¡yo sé que tengo el corazón mirando al sur!

La geografía de mi barrio llevo en mí,
será por eso que del todo no me fui:
la esquina, el almacén, el piberío...
lo reconozco... son algo mío...
Ahora sé que la distancia no es real
y me descubro en ese punto cardinal,
volviendo a la niñez desde la luz
teniendo siempre el corazón mirando al sur.


EL MIEDO DE VIVIR
(Tango)

El miedo de vivir
es el señor y dueño
de muchos miedos más,
voraces y pequeños,
en una angustia sorda
que brota sin razón,
y crece muchas veces
ahogando el corazón.
¡El miedo de vivir
es una valentía!
Queriéndose asumir
en cada nuevo día,
es tuyo y es tan mío
que sangra en el latir
igual que un desafío
el miedo de vivir.

Los miedos que inventamos
nos acercan a todos
porque en el miedo estamos
juntos, codo con codo...
Por temor que nos roben
el amor, la paciencia
y ese pan que ganamos
con sudor y a conciencia.
La soledad es miedo
que se teje callando,
el silencio es el miedo
que matamos hablando,
¡y es un miedo el coraje
de ponerse a pensar,
en el último viaje...
sin gemir ni temblar!

QUÉ BUENA FE
(Tango)

Y me dan por la cabeza... y al momento ni me acuerdo.
Sigo mansa, sigo lerda, siempre igual.
Convencida y obstinada en el bien y la nobleza.
¡Y me dan por la cabeza, y me la vuelven a dar!
Yo no sé si esto es sublime, yo no sé si soy un tonta,
siempre lista, siempre pronta a entregarme a los demás...
A confiar en los amigos, a creer en los amores,
y en los peces de colores y ¡en la Paz Universal!

¡Qué buena fe...!
Que Dios me ha dao.
¿Y para qué?...
Me han estafao.
Estoy más sola que un buzón en una esquina,
más aplastada que una sardina...
¡Decime, che!... ¿De que sirvió?...
La buena fe que Dios me dio.

Ya no sé si me quisieron, pero cuando quise mucho
me pasaron el serrucho... ¡Qué maldad!
Cuando más necesitaba esa luz de la ternura,
me dejaron bien a oscuras masticando soledad.
Y lo mismo no escarmiento, si me engañan yo no miento
pero a mí me hacen el cuento del amor y la amistad.
Y por eso de cariño, tengo secos los bolsillos...
y una marca en el orillo de gilita nacional.

MI DOBLE ROL
(Tango)

Vos sabés la trama del revés
de nuestro ayer con su después,
con su presente.
Y no hablo por mí, sino por tres
que abandonaste aquella vez,
¡cobardemente!...
Sé que es inmadura tu altivez,
sé que no se cura con sufrir,
pero te recuerdo donde estés
¡que hace falta amor para seguir!
Yo tengo ese amor a repartir
¡vos el dolor de no saber vivir!...

¡Y debo hacer tu rol!
Pero me sobra tanta vida, tanto sol,
que la ternura se me trepa vertical
¡por la cintura con su duende angelical!

Vos sabés que vuelvo del trajín
y un revoltoso chiquilín
me abre la puerta.
Sé que cuando vuelves por volver
tu casa y muros deben ser
¡Paredes muertas!
Ves... que no se puede recibir...
si antes no aprendimos a otorgar
porque puede ser que al dividir,
ni una parte al fin te quieren dar...
Cuando pienso que adelante hay más...
vos no sabés la pena que me das...





ELADIA BLÁZQUEZ

Pianista, guitarrista, compositora, autora, cantante
(24 de febrero de 1931 - 31 de agosto de 2005)


Nací artista. A los ochos años, ya era profesional. Cantaba, tocaba la guitarra y el piano de oído. Al poco tiempo comencé a componer, sin darle todavía demasiada importancia.
Llegando a mi juventud, se perfiló la creación de una manera más contundente.
Grabé en diferentes épocas y en diferentes géneros, pero no tanto, considerando que tengo alrededor de 300 temas propios. Pero sí, he contado con una gama diversa de intérpretes de primera línea.
Como compuse canciones de muchos estilos, los intérpretes también lo fueron.
Primero la canción española, luego fue la melódica y sudamericana; más tarde el folklore y finalmente el tango y la balada.

Muchas veces me preguntaron, cómo se produce el hecho de la creación, en mi caso, o si tengo alguna fórmula para componer. No!. En absoluto. La creación es un estado mágico, una fuga de la realidad. Hay momentos en que la inspiración puede darse sin buscarla, pero no es lo más frecuente; lo común es sentarse a trabajar para obtener mejores resultados.
Solo en dos oportunidades recuerdo que los temas brotaron como si me los dictaran, uno fue mi blues “Humo y alcohol” y el otro el tango “Sin piel”.
En una carrera larga como la mía, es normal que haya conocido a muchas figuras, desde los comienzos. Cuando era niña no podía medir lo que ellos iban a llegar a ser, ni siquiera yo misma soñaba con llegar al 2000 actuando.


Recuerdo el viejo patio de la casona donde funcionaba Radio Argentina, mis escapadas a la sala de ensayo para buscar melodías en el piano con mis dedos pequeños y recuerdo a un guapísimo jóven que me alzaba a cococho, porque le hacía gracia que siendo tan niña mostrara tanta vocación por la música; era Hugo del Carril.
Pero seguirá quedando en el misterio, mi vuelco al tango, siendo hija de inmigrantes, criada en las costumbres españolas, y nacida en el barrio sur de Avellaneda. Tal vez sea por todo ello. Nunca fui artista de grandes “booms”, ni de éxito fácil. Más bien todo lo contrario. Mi carrera se amasó en el esfuerzo. Pero me di cuenta que en el tiempo, es una condición para perdurar.
Desde hace 25 años, vengo recibiendo premios y distinciones que mas allá del halago que me producen, marcan inexorablemente un largo camino recorrido.



De muy niña triunfó cantando el repertorio popular español, determinada por el origen de sus padres. Los inmigrantes españoles formaban un público enorme, y Buenos Aires pasaba a ser la mayor ciudad gallega del mundo, con más habitantes nacidos en Galicia que La Coruña, capital de esa región hispana. El folklore argentino, luego el bolero, más tarde el tango y por fin la balada fueron sucediéndose en su labor.

Nadie logró, como Eladia Blázquez, crear tangos con letra de tanto éxito -y en
algunos casos aislados de tanta calidad- desde fines de la década del 1960, cuando la popularidad del género había caído en la Argentina a sus mínimos históricos.
Sólo pueden comparársele algunos títulos del binomio Astor Piazzolla-Horacio Ferrer.

Ella creó un tango canción verdaderamente nuevo, aunque sobre moldes no vanguardistas, con su rara habilidad para combinar notas y palabras. Con una
temática nueva y un lenguaje actualizado impactó en un público amplio, no
necesariamente tanguero.

De 1970 es su primer disco LP dedicado al tango, donde canta sus propias obras.
En los dos años previos había perdido sucesivamente a su madre y a su padre. En esa placa histórica incluye el excelente "Sueño de barrilete" (así se llama en la Argentina a la cometa), que en realidad había compuesto en 1959 y dado a conocer recién en 1968. Con un magistral engarce entre la melodía y los versos, presenta a un personaje frustrado, que no alcanzó la altura de su ideal. En ese mismo álbum figuran otros de los mejores tangos que jamás compondría Eladia, como "Contáme una historia" y "Sin piel", además de "Mi ciudad y mi gente", que ganó el Festival de la Canción de Buenos Aires de 1970.

Después de "El precio de vencer", uno de sus temas más cuestionadores, que grabó en 1973, año en que en la Argentina predominaban las ideas políticas radicalizadas, sobresale nítidamente como su tango más popular "El corazón al sur", que registró en 1976. Blázquez había nacido en Avellaneda, ciudad lindante con Buenos Aires por el sur de ésta. Ese punto cardinal equivale para los porteños a pobre y popular. De hecho, el éxito le permitió a esta artista habitar en el Barrio Norte, en uno de los sitios más caros de Buenos Aires, pero con ese tango vino a decir que su corazón había permanecido del otro lado.
Por Julio Nudler

Con Astor Piazzolla

Imágenes y datos tomados de Internet



Imágenes y textos tomados de Internet

Eladia Blázquez y sus letras dedicadas a Buenos Aires en Zafiros y piedras

http://arimlunapiedrasyzafiros.blogspot.com/


21 comentarios:

RosaMaría dijo...

Maravilloso raconto de una vida fructífera que alegró a miles de niños (y padres)con sus canciones infantiles que también fueron famosas por el mundo. La primera, Honrar la vida, es la que más me gusta, tiene un contenido que tendríamos que difundir para recuperar un poco la... diría ...decencia en el vivir, actuar, elegir programas, exigir cambios... Aunque parezca exagerado a mi retorno a este maravilloso país que es Argentina veo que se han perdido algunas buenas costumbres.
Nada que me fui por las ramas, pero si no lo tomas a mal me diste pie para poner dicha canción en mi blog y hacer un post al respecto.
Agradecida por tan hermoso recuerdo y por tu visita a mi blog.

Chela dijo...

Un encuentro estupendo el que nos facilitas en tu post con esta artista tan prolija, que no solo canta bien sino que crea bellas canciones...

Sigue trabajando así para que nosotros nos deleitemos en tu casa virtual donde las horas vuelan mientras te leemos y escuchamos la música que nos escoges.¡Siempre se esta maravillosamente en este espacio bonaerense el que no descuidas las referencias a Galicia!

Un abrazo fuertisimo y cariñoso.

deros dijo...

Hermoso tema "honrar la vida ",te cuento que eso es lo que estoy aprendiendo....a hacer....gracias !!! besos.R♥SS

María Marta Bruno dijo...

Ay, nena... cómo me hiciste acordar al día en que murió Eladia!

Me tocó cubrirlo para la radio, y fue espantoso... yo debía transmitir serena, bien, y tenía la garganta cerrada, estaba TRISTE.

Me uno a tu homenaje a esta artista sin igual.

tanguetto dijo...

Porqué te fuiste Eladia?
La música no suena igual sin vos... Chapeau!!!

PIZARR dijo...

Como siempre nos dejas casi una enciclopedía de las personas que nos traes.

Me han encantado las letras de todos esos tangos.

Agradezco muchísimo tus palabras de ánimo y seguro que la tormenta pasa como siempre. Eso espero.

Un beso de las dos

EL HIPPIE VIEJO dijo...

Excelente post Irma!

Gran homenaje para una mujer sensible
que abrazando a Buenos Aires
nos dejó letras inolvidables.

Puesto a elegir,
elijo
"Honrar la Vida"
para mí es sublime!

Suena hermoso en la voz de
Mercedes Sosa!!!

Deseo tengas una hermosa semana!!!

besos

Adal

Dédalus dijo...

He leído un par de ellos... pero lo que me ha gustado más es escuchar a Eladia con Mercedes Sosa. Así se nos hace más fácil, a los de fuera.

Un abrazo, Irma.

Airblue dijo...

Bueno.... tengo que admitir mi ignorancia, no conocía a esta compositora, ahora sí, gracias a ti.
Pero al Rey de más abajo le adoro, no, no ha muerto, no puede haber una voz igual. Elvis sigue vivo para muchos que como tú y yo sabemos de buena música.

Un beso Irma.

SAFIRO dijo...

ROSA MARÍA
Estamos entre amigos, podés expresar tranquila lo que pensás.
Me parece bien que lleves lo que te interese, si no encontrás algún tema te lo puedo pasar con gusto.

Soy yo quién te agradece, es un placer.

Un abrazo

SAFIRO dijo...

CHELA
Siempre tan cariñosa y amable conmigo...¡Gracias!

Para la próxima entrada, necesito de alguna amiga gallega...¿conocés alguna?. Llevo varios días buscando algo y no hay modo, es muy dificil encontrar publicaciones en la lengua de Rosalía.

Un fuerte abrazo y beso!

SAFIRO dijo...

DEROS
¡Maravillosa búsqueda! te llenará de satisfacciones no lo dudes.
Para subir una escalera se necesita tomar la decisión, luego se van subiendo los peldaños de a uno, hasta la cima.

Gracias a vos!

Que tengas hermosos días!

Besos

SAFIRO dijo...

MARÍA MARTA BRUNO
¡Cómo para estar serena!...imagino que un nudo semejante al de tu garganta, se le hizo a Buenos Aires en el corazón. Ella amaba con el alma a esta ciudad. En el otro blog puse sólo las canciones que ella le dedicó...un gran amor!

Gracias!

Un abrazo, nena.

SAFIRO dijo...

TANGUETTO
Sólo está de viaje...ya sabés como es eso, los artistas se van de gira.
La música no suena igual, porqué ella manifestaba su amor abiertamente y de Buenos Aires amaba hasta los adoquines de la calle, ciegamente.

Un abrazo

SAFIRO dijo...

PIZARR
Me entusiasmo, leo y guardo y después me cuesta elegir para publicar...ya ves!

No me agradezcas, te acompaño más de lo que suponés, pienso mucho en vos y tu hija. Ya saldrá el sol y todos juntos vamos a celebrar.
Te mando un abrazo cargado de energía, como él que vos mandaste para mi árbol.

Que Dios las bendiga

Guardo para mi ese beso y van muchos desde mi corazón para las dos.

SAFIRO dijo...

EL HIPPIE...

Gracias, Adal.
Yo no sé si alguien pudo expresar un amor tan grande por Buenos Aires.
Estas son frases de distintos tangos

"Buenos Aires!...
Para el alma mía no habrá geografía
mejor que el paisaje
...de tus calles"

"No podría...
vivir con orgullo,
mirando otro cielo que no fuera el tuyo"

"Sé que cada día te reinvento en mí...
sé que en otra parte ya no se vivir.
Pero acaso vos no sepas bien
que como yo no existe quien...
¡te quiera así!"

"Buenos Aires!
Mi ternura es una oleada que te abraza
que se nutre de tu pan con gusto a casa
y se muere de amor, por vos..."

¡Eso es AMOR!
Coincido con vos "Honrar la vida"...es sublime!

Una hermosa semana para vos...y si es posible mandá lluvia (sin rayos)

Besos

SAFIRO dijo...

DÉDALUS
Hola, Juanan,
pienso que "los de afuera"(como decís) nos entienden mejor con música...es que tenemos un idioma particular, nuestro, en algo se parece al español...no mucho.
No te preocupes, ya lo aprenderás ja!...si hasta Serrat aprendió a usar el "lunfardo" y dice "rioba" en vez de barrio. Ya verás!

Mis saludos a Miralles.

Un abrazo, Juanan

SAFIRO dijo...

AIRBLUE

Imposible conocer a todos los de todos!...vamos nutriéndonos unos de los otros, de a poquito.

Pero El REY, no necesita presentación y yo también lo adoro.
Dicen que el Rey murió dos veces, eso dicen las biografías...no les creo, Wiki esta vez no dice la verdad, por eso no lo puse.

Sigue disfrutando de tu invierno, mientras nosotros nos derretimos como un helado (de chocolate) al sol.

Un fuerte abrazo y beso, Air.

SAFIRO dijo...

Ay! hoy es Martes 13!!

Con cuidado, por favor.
Yo no creo en esas cosas...pero, no sea que...

BESOS

TINTA DEL CORAZON dijo...

Pnsar que a Eladia la escuchaba siempre en la cortina de la quiniela en el programa de riverito....Un lugar para ella junto al coro de DIOS..

Umma1 dijo...

De toda su generación de poetas-letristas, la mejor por lejos.