3 de marzo de 2008

HAMLET LIMA QUINTANA


"Razón por la cual comprendí claramente que no permitir que el pueblo tenga acceso a la cultura es un hecho que integra un verdadero y siniestro plan para destruir la cultura de ese mismo pueblo"

Hamlet Lima Quintana y Armando Tejada Gómez
los últimos juglares...


Conciencia

La conciencia individual
llega a la paz en calma.
La conciencia colectiva,
cuando toma conciencia,
produce incontrolables
terremotos de pájaros.


Soñar

Ser un claro destino con un sueño profundo
y soñar, como el ángel, otra paz y otro mundo.
Y después, cuando vuelvas mientras la vida pasa
sentirás que es el cielo quien habita tu casa.


Gente

Hay gente que con sólo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales;
que con sólo sonreír entre los ojos
nos invita a viajar por otras zonas,
nos hace recorrer toda la magia.

Hay gente que con sólo dar la mano
rompe la soledad, pone la mesa,
sirve el puchero, coloca las guirnaldas,
que con sólo empuñar una guitarra
hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con sólo abrir la boca
llega a todos los límites del alma,
alimenta una flor, inventa sueños,
hace cantar el vino en las tinajas
y se queda después, como si nada.

Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria
pues sabe que a la vuelta de la esquina
hay gente que es así, tan necesaria.


Cielo del amor

No puedo andar con la tristeza
armonizada en una flor
porque la vida no me pesa, ni el amor.
No puedo andar con el olvido
en las espaldas bajo el sol
porque tu sangre va conmigo
y en los hijos renació.
Si quiero regresar sé donde puedo ir,
si canto una canción voy adelante,
si quiero recordar soy una historia,
la completa libertad de la memoria.
Por eso al fin voy a tu lado
con la ternura y el dolor,
y entre la sangre que he llorado
traigo el cielo del amor.

Y a veces bajo el sol me pongo a recordar
que tengo el corazón con algo ausente,
los rostros que perdí sangran la historia
y transitan en la luz de mi memoria.

Como la urgente mariposa
inunda el aire de color
vengo a bailar sobre una rosa
y a vivir junto a vos.

No veo el cielo madre
solo un pañuelo blanco,
No sé si aquella noche yo te estaba pensando
o si un perfil de sombras me acunaba en sus brazos
pero entre en otra historia con el cielo cambiado
No quiero que me llores mírame en tu costado
mi sangre esta en la sangre de un pueblo castigado
mi voz esta en las voces de los iluminados
que caminan contigo por la ronda de mayo.

No quiero que me llores
ahora que te hablo
mi corazón te crece cuando extiendes las manos
y acaricias las cosas que siempre hemos amado:
la libertad y el alma en todos los hermanos.
No sé si aquella noche yo amanecí llorando
o si alguna paloma se me murió de espanto
solo sé que la vida que me esperaba tanto
es el cielo que crece por tu pañuelo blanco.

Por eso al fin voy a tu lado
con la ternura y el dolor
y entre la sangre que he llorado
traigo el cielo del amor.


Teoría de los buenos deseos

Que no te falte tiempo
para comer con los amigos
partir el pan,
reconocerse en las miradas.

Deseo que la noche
se te transforme en música
y la mesa en un largo
sonido de campanas.

Que nada te desvíe,
que nada te disturbe
que siempre tengas algo
de hoy para mañana

y que lo sepas dar
para regar las plantas
para cortar la leña,
para encender el fuego,
para ganar la lucha,
para que tengas paz.
que es la grave tarea
que me he impuesto esta noche
hermano mío.


La breve palabra

(Prólogo a "La breve palabra",
del libro "El oficio común")

A veces el silencio
es la palabra justa,
la que enciende las luces,
la que mejor se escucha,
la que place o se sufre
cargada de milenios,
la que otorga hermosura,
la flor del pensamiento.

En ese momento
de la clara armonía,
de la mejor tristeza,
de la entera alegría.
Es el gran fundamento
que ronda a la grandeza:
tu palabra y la mía
habitan el silencio.

Por eso la palabra
debe ser pronunciada
como una ceremonia
con aire de campanas,
una fiesta del alma,
farol del pensamiento,
porque fue generada
por el mejor silencio.


Hay que llegar a la cima...

Hay que llegar a la cima, arribar a la luz,
darle un sentido a cada paso,
glorificar la sencillez de cada cosa,
anunciar cada día con un himno.

Hay que subir dejando atrás el horror y los fracasos
arrastrarse y horadar la piel para ascender
y cuando por fin lleguemos a la cumbre
entonces, darnos vuelta

y estirar las manos hacia abajo

para ayudar a los que quedaron rezagados...



Algo de eternidad...

Algo de la humedad de las raíces,
algo de eternidad y algo de sangre
y aquel olor, aquel olor a fruta
que tenían las manos de mi madre.
Algo del corazón de la ternura,
algo del buen amor y algo del hambre
y aquel color aquel color a hierba
que habitaba los ojos de mi padre.
Y algo que me creció desde este suelo,
algo que queda azul en mi destino,
me envuelve, amigo mío, como el cielo,
cuando compartes en mi mesa el vino.
Algo de la pasión para la vida,
algo como la flor y la semilla
y aquella paz, aquella paz profunda,
sencilla, fecunda, desde el vino al amor



Invasión

Hay seres que se instalan para siempre
creciendo adentro mío en palabras,
gestos, actitudes, rostros fundamentales
que llegan a fundarme nueva vida.

A veces se entretienen en generarme ideas,
me obligan a luchar todos los días,
me amigan el amigo, el amor,
los ancestros activos perdurables, eternos,
me entregan las banderas y el festejo.

No sé si escribo yo o dictan ellos
y últimamente estoy pensando
que con mis pobladores soy una multitud
y adentro mío no tengo
más lugar para cuestiones personales.


Hay hombres...

Hay hombres que caminan por las calles
con un sol en la frente, un diamante de luz,
con hambre de otra vida, con aire de combate,
hay hombres que se sientan a la mesa
y reparten su pan con gusto solidario.

Hay hombres que despiertan y sonríen
mientras dicen: hoy es el día.
Dan la mano como un acto de fiesta,
saludan como cantando un himno.

Hay hombres que de noche tienen sueños justos,
destierran ángeles corruptos
y al despertar, para salvar la tribu
van presurosos a sus puestos de lucha.
Esos que son así, como usted, son los hombres libres.


Mirada

Hay que mirar más allá del horizonte
o mirar desde afuera para adentro.
Hay que mirar la mañana en la mañana
o descubrir al ángel en la noche.
Hay que mirar los asombros cotidianos
o ver un arco iris en las lágrimas.
Por allí pasa el amor
eternemente esperanzado.


Silencio

El silencio siempre está embarazado
de futuro inmediato.
El problema es no saber
si es grito o es canción.


Teoría de tu cuerpo

A veces cuando el cielo se oscurece
tu cuerpo va creciendo por el alba,
y levantas el sol que me amanece
y me bañas el cuerpo como el agua.
A veces te descubro entre la luna
o sueño con tus manos por las plantas
y me quedo pensando entre la bruma,
como un pájaro ardido entre tus llamas.

Vas levantando el sol para que yo lo beba
Verdeciendo lo verde
y extendida en el agua de los ríos,
entonces voy entrando en la mitad del cauce
como quien va ingresando a su bautismo.

A veces en el oro de tu vientre
te crecen margaritas y violetas,
y la gloria de verme para siempre
tan humilde en la flor de tu belleza.
Tu cuerpo tiene nidos en las ramas
y tiene un corazón que siempre enciende,
las luciérnagas simples que me llaman
para hacerme entender que me comprende.

Tus luciérnagas simples, me reclaman.





Hamlet Lima Quintana






Descendiente de la tribu de Coliqueo, por vía materna y de varias generaciones de criollos por vía paterna, nació en Morón (Pcia. de Bs. As.) el 15 de septiembre de 1923, pero aprendió a caminar y se formó en campos de Saladillo, Provincia de Buenos Aires, con su familia materna



El último juglar que nos quedaba tras la muerte de Armando Tejada Gómez. Se llamaba en realidad Hamlet Romeo Lima. Tal vez para eludir paternos excesos "shakespereanos", en algún momento decidió eliminar a Romeo e incorporarse el apellido materno, Quintana.En su obra plasmó ese horizonte llano de la pampa humeda.La poesía y la música fueron alimento cotidiano desde los primeros años ya que su padre escribía poesías, tocaba la guitarra y su madre se sentaba al piano. "De modo que me considero un privilegiado -dice Hamlet Lima Quintana- pues desde mi infancia tuve en las manos los elementos formativos, el acceso a una cultura popular..."

"Razón por la cual comprendí claramente que no permitir que el pueblo tenga acceso a la cultura es un hecho que integra un verdadero y siniestro plan para destruir la cultura de ese mismo pueblo".

Sobreviviente de los "años de plomo". Hamlet Lima Quintana tuvo una intensa vida política. En l976 era integrante de la Comisión Directiva de la SADE-Sociedad Argentina de Escritores- la cual protestó públicamente por la desaparición y muerte de escritores. Habían "desaparecido" entonces los escritores: Haroldo Conti, Alberto Costa, Oscar Barros, Lucina Alvarez, Federico Moreyra, Antonio Di Benedetto, Enrique Coureau, entre otros.

Es autor de una de las páginas más importantes de nuestra literatura. Como poeta tiene más de 200 canciones registradas, irrumpió en los '50 con "La amanecida" -que marcó un antes y un después en la historia del folklore-, y más tarde con la "Zamba para no morir" afirmó su estilo renovador.

Como escritor ha publicado 29 libros, entre relatos, poesías, cuentos y biografías, y más de 400 canciones.
Suite de canciones como "EDAD DEL ASOMBRO" Con música de Carlos Guastavino que durante años fue base del repertorio del Coro de Niños del Teatro Colón, "LOS JUEGOS" con música de Norberto Ambrós grabada por el Coro de Niños del Consejo de Educación de la Provincia de Córdoba, "LA PAMPA VERDE" con música de Oscar Alem, grabada por el Coro de Cámara de Olavaria, el Grupo Añoranza e instrumentistas, obra declarada de interés provincial por el Senado de la Provincia de Buenos Aires. Y la cantata al Che Guevara, "El diario del regreso", que con música de Oscar Cardozo Ocampo fue grabada por Jairo. La que ha recibido los más altos reconocimientos por su aporte a la cultura internacional, luego de haber sido ovacionada, en Santa Clara, Cuba.
Entre las décadas del ‘40 y el ‘60, fue músico y cantor, primero en la compañía de Ariel Ramírez, luego en Los Musiqueros y más tarde en Los Mandigas. También formó un dúo con Mario Arnedo Gallo y finalmente fue solista, hasta que dejó de cantar.

Uno de sus mayores intereses fue "llegar a la gente" y mucho contribuyó a ese propósito su participación en diversas redacciones periodísticas (fue redactor de la agencia de noticias United Press y de la sección Política de Clarín) y el contacto como cronista y juglar con los habitantes de las villas marginales que rodeaban a Morón. Para narrar en vivo la vida de Esteban Echeverría, convirtió la biografía del autor de "La cautiva" en un gran canto que acompañó con guitarra y voz.
Hamlet Lima Quintana falleció el 21 de febrero de 2002 a los 78 años, nos dejó para reunirse con su compadre Armando Tejada Gómez
.















¡¡¡GRACIAS HIPPIE VIEJO !!!
Por el aporte de la música
"Zamba para no morir" -letra de Hamlet Lima Quintana-
en la voz de Mercedes Sosa



Datos y fotos tomados de Internet

http://ar.geocities.com/laurahla/poesias_hamletlimaquintana.html
www.socavon.net/Poetas-y-Escritores/atgyhlq.htm


11 comentarios:

Chela dijo...

Safiro, siemmpre nos traes palabras escogidas llenas de belleza y sentimiento. Me han gustado mucho los poemas "Hay que llegar a la cima" y "Algo de eternidad", los demás también. Que bien se está leyendo con este fondo musical...

Besos y abrazos con mucho cariño.

Dédalus dijo...

Haces unos trabajos más que elaborados, Safiro; dignos de elogio y de una estupenda factura literaria.
A mí me sorprendes con frecuencia, porque llego a pensar que en esta aldea global ya pocas cosas se escapan a nuestro superficial conocimiento... y, sin embargo, cada vez que me acerco a algunas páginas como la tuya es para gratamente sorprenderme con un nuevo descubrimiento. Como el de Hamlet Lima Quintana, a quien desde luego no conocía.
Me han gustado mucho alguna de sus reflexiones y más de una imagen de las que recrea.

Besos, amiga.

tanguetto dijo...

"Romperá la tarde mi voz
hasta el eco de ayer
voy quedándome sólo al final
muerto de sed, harto de andar
pero sigo creciendo en el sol, vivo"


Nada se puede comentar, mas que admirar esa maravillosa forma de escribir, el poeta derrama toda su sangre en los versos, y en ella el fruto de su vida y de su misma muerte.
Siempre fue un placer escucharlo en los medios, ejercía en mi un poder de hipnósis.

La cultura Argentina dificilmente se encuentre nuevamente con un poeta de su talla.

EL HIPPIE VIEJO dijo...

.."Hay gente que con sólo abrir la boca
llega a todos los límites del alma,
alimenta una flor, inventa sueños,
hace cantar el vino en las tinajas
y se queda después, como si nada.

Y uno se va de novio con la vida
desterrando una muerte solitaria
pues sabe que a la vuelta de la esquina
hay gente que es así, tan necesaria..."
A MI ENTENDER SE JUSTIFICA TODA LA VIDA DEL POETA EN ESTAS PALABRAS.
CUANTA SABIDURÌA
CUANTO SABER VIVIR APRECIANDO EL MUNDO QUE NOS RODEA.
CUANTO DECIRES BELLOS NOS TRAES HOY IRMA.

Y QUE DECIR DE ESTAS PALABRAS:
"Razón por la cual comprendí claramente que no permitir que el pueblo tenga acceso a la cultura es un hecho que integra un verdadero y siniestro plan para destruir la cultura de ese mismo pueblo",
NO CALLÒ
Y COMO DECÌA TAMBIÈN NUESTRO POETA GELMAN,
RESISTIÒ!!!
USTED SABE DE MI RESPETO HACIA LA GENTE QUE SE COMPROMETE
QUE NO CALLA
QUE AUNQUE EL MIEDO LA INVADE
DOBLAN LA APUESTA,
SIN PENSAR EN ELLOS
SOLO EN EL BIEN GENERAL.
CUANTO DEBEMOS A ESTOS PEQUEÑOS GRANDES HÈROES, CUANTO!!!

IRMA, DESEÀNDOTE LO MEJOR
ME VOY CANTANDO LA ZAMBA QUE ALUDE TANGUETTO
LA HE CANTADO TANTO, PERO TANTO EN FOGONES ALLÀ POR LOS AÑOS..., BUE...LA SIGO CANTANDO HOY...

Romperá la tarde mi voz

hasta el eco de ayer.

Voy quedándome solo al final,

muerto de sed, harto de andar.

Pero sigo creciendo en el sol,

vivo.


Era el tiempo viejo la flor,

la madera frutal.

Luego el hacha se puso a golpear,

verse caer, sólo rodar.

Pero el árbol reverdecerá

nuevo.

Al quemarse en el cielo la luz del día

me voy.

Con el cuero asombrado me iré,

ronco al gritar que volveré

repartido en el aire a cantar,

siempre.

Mi razón no pide piedad,

se dispone a partir.

No me asusta la muerte ritual,

sólo dormir, verme borrar.

Una historia me recordará

siempre.


Veo el campo, el fruto, la miel

y estas ganas de amar.

No me puede el olvido vencer,

hoy como ayer, siempre llegar.

En el hijo se puede volver

nuevo.

..TAMPOCO ME VENCE EL OLVIDO!

BESOS


ADAL

SAFIRO dijo...

Tanguetto y Adal, me están obligando a buscar el video de Mercedes Sosa.
Voy a ver si encuentro la "Zamba para no morir"

Ya vuelvo!!

BESOTES para los cuatro:
CHELA, DÉDALUS y
"EL DUO DE DOS"(Ayúdenme)

Umma1 dijo...

Tan sencilla y tan profunda, con todas las verdades:

"Hay gente que con sólo decir una palabra
enciende la ilusión y los rosales; "

Qué don, ¿verdad?

Un beso Irama, que todo vaya bien (F)

Santiago Diaz Valdez dijo...

Irma. Que linda gente que nos acercas siempre, ese bello "GENTE" lo lei hace muchos años, pero por estas cosas de la vida,, habia perdido el rastro de "quien" es este poeta de la vida.

Gracias
Muchas.

Pd. a la pucha ADAL,,, este si que es otro poeta!

Jerusalem dijo...

Teoria de los buenos deseos... ¡Precioso título!

besitos cielo

Umma1 dijo...

Qué zámbita, madre mía...
Gracias.

Por donde andás Irmita, te extraño (F)

Besos y abrazos.

Journalist dijo...

Que recuerdos, esa zamba me encanta, no conozco mucho de nuestra música, pero esa canción da ganas de luchar, da orgullo de haber vivido.
También me trae recuerdos de cuando fui a una conferencia de prensa de la Negra Sosa y nos cantò a capella, tengo la grabación por ahí, deberé buscarla.

Muchas gracias por permitirme conocer un poquito acerca de nuestro folclore.

Umma1 dijo...

Pasaba a dejarte mis deseos de un hermoso domingo (F)

Abrazos

 
>