22 de noviembre de 2008

Mi árbol de paltas


...mi fuente de energía se está secando.








Te voy a confesar lo que me está pasando,
sé que te preocupa mi desanimo y esta tristeza que no aciertas a entender.
Sé que a mi alrededor pasan cosas más importantes, no me son ajenas,
pero esto me entristece y no lo puedo evitar.
Ha cambiado mi rutina, mi ánimo, mi paisaje y hasta el modo de mirar el día.



No es lo que más importe tal vez, pero cada mañana, desde hace un mes,
se acentúa este sentimiento de pérdida, que no es sólo la material,
que si me duele por todo lo que me significa,
sino por los recuerdos que me asaltan de los momentos vividos,
siento que se cierra una etapa de treinta años de mi vida.



Ha sido el mudo testigo de mis días, de mis alegrías y mis penas.
Cuántas veces a solas y en mi desesperación me refugiaba bajo su manto para
desahogar mi angustia,
cuántas noches lloré a escondidas mientras mis hijos dormían,
sólo él me vio llorar...nadie más.
Mi confidente, mi protector silencioso, mi fuente de energía.



Quizá tantas lágrimas de sal derramadas en su suelo lo agotaron.
Cada mañana y antes que nada, corría el cortinado que cubre el ventanal,
toda la casa se iluminaba, el parque era como una continuidad,
un gran cuadro natural con vida propia, con movimiento, sonido, trinos y colores...
mis ojos nunca se cansaron de mirarlo, de amarlo y admirarlo.



Te pido que me comprendas, que lo intentes,
no sólo se está muriendo mi árbol...siento que esas hojas secas
se están llevando mucho más que eso.


A su sombra crecieron mis hijos y las flores más bellas.
Anidaron los zorzales, las torcazas, los horneros.





Donde compartí momentos con mi abuelo, quien lo plantó y con mi padre que lo mimó

y también fue el sitio donde los lloré a los dos.

En ese lugar y para las fiestas, levantaba una copa para brindar con mi hermana
que estaba lejos... y a su sombra estuvo cuando vino a pasear.




Allí aconsejé a mis hijos, jugué con ellos, sufrí por ellos y
es donde encontré las fuerzas para seguir.





Llevo una semana sin correr las cortinas,
no quiero verlo así...no puedo.

Una tristeza enorme me ha invadido,
me siento asfixiada, apenada y dolorida.
No es sólo un árbol...es el único testigo real de mi vida,
el que guardó mis secretos más íntimos y callados.

Soportó la nieve, los vientos, las heladas y se muere en una primavera...



Abrazame fuerte, aunque no lo entiendas
...siento que también me estoy muriendo un poco.




Agregado:


En nombre de mis amigos, mis vecinos, mi familia y todos los que disfrutamos de tanta riqueza que nos diste, te agradezco con todo mi corazón...¡mi querido palto!


También gracias por esto:






********************************************************

¡¡Pasan cosas lindas!!

Agregado el 26 de Noviembre

Con profunda emoción les presento el libro que publica nuestra querida amiga
Marina...


http://marmara-marga.blogspot.com/


acariciado y soñado.



Te admiro profundamente, amiga y te deseo lo mejor con todo mi alma.

Mil besos!!


****************************

Agregado el día 11 de Diciembre

Esta "Prueba de VIDA" encontré hoy en mi árbol


GRACIAS!! a todos por la buena energía y por el amor que


TODO LO PUEDE y lo hace posible.



GRACIAS por seguir APOSTANDO A LA VIDA

MIL BESOS!!

20 comentarios:

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Safiro, siento lo de tu árbol, y sí un ciclo se cierra para abrir otro quizá un hijo suyo plantado ahí con nueva herencia. O quizá te indica nuevos horizontes en tu vida.

Un abrazo amiga, tu árbol no muere esta en tu corazón y ese sigue latiendo con él dentro.
¿Como nos enamora la vida en su naturaleza?.

Airblue dijo...

No importa.... si se va, algo muy importante te deja, lo acabas de escribir lleno de sentimiento, recuerdos magníficos que sabes donde guardar, ¿a que sí?, tienes un montón de sitios, en tu corazon, en el alma, en las risas de tus hijos.... Por cierto, Diego se parece a su madre, tiene esa chispa en la mirada que me recuerda a ella. Solo la he visto una vez, pero no me equivoco, ¿a que no?.

Un beso con sabor a tu árbol y precioso escrito a pesar de tu tristeza.

Dédalus dijo...

Qué pena, Irma. Seguro que has consultado a algún experto, por saber si lo puedes cuidar... ¡Entiendo tanto que con él algo tuyo se muera!...
Sin embargo, te aniño a que recurras a quien sepa, para que puedas rescatar algún retoño y hacer que ocupe con el tiempo su lugar. Será como que tenga descendencia, y lo llegarás a querer como al primero; ya verás.

Ánimo y un beso.

SAFIRO dijo...

CELIA
viví enamorada de ese árbol, pendiente de cada cambio. Seguro lo conocés por aguacate o ahuacate.
Maravilloso! un ejemplar de cerca de 40 años, de fruta de piel fina y negra, de un peso aproximado al kilo. Varios amigos han plantado de las "pepas" o carozos de la fruta, pero tardan mucho en dar fruta.
y tenía todos los agregados que mensioné.
¡tengo la esperanza que sólo se haya tomado un descanso!

Gracias Celia!

Un abrazo!

SAFIRO dijo...

AIRBLUE

Si tengo donde guardar mis recuerdos, ese sitio se está desbordando!!
Mis hijos se me parecen, Darío un poco más. Elenita tiene el mismo cuerpo, parecemos calcadas!...algo así como "huesos"y un poquito más, pesamos 49 Kilos y calzamos de zapatos el mismo N° 36, la misma estatura...y podemos usar la misma ropa ¡Ella me saca la mia!
Los tres me quieren mucho, pero Diego...es un amor especial, tenía una frase que nos causaba gracia, cuando alguien le hablaba de la madre, él decía
-No me hablen de mi mamá porque lloro!-
Air!! no me hagas hablar de mis hijos...me pongo muy "pesada" JE!

Gracias, Air, por todo...¡sos muy dulce conmigo!

MIL BESOS!!

SAFIRO dijo...

DÉDALUS
Es una gran pena Juanan, no se explicarte, me sentía protegida por ese árbol, si vieras estos días, aparte de la tristeza que da al parque, como se siente su falta.
Tenemos temperaturas altas y falta su sombra y no sólo lo siento yo, sino el resto de las plantas.
Ya vinieron del vivero, le han aplicado productos, pero...no sé!

Este árbol cuando termina de dar fruta, cae toda la hoja, en primavera, inmediatamente se llena de racimos de flores y de hojitas nuevas de color naranja, estaba en ese proceso cuando bajó la temperatura a 2°c. y quemó todo eso que era muy delicado para esa temperatura.
La planta se reproduce por el carozo de la fruta. Había mandado muchas a distintos campos para que las sembraran, no es común ese tipo de Aguacate en esta zona.
Pero se necesitarán muchos años para ver un árbol como este.
Juanan...no creo que yo viva tanto!!

De todos modos no me resigno, aún lo espero...tal vez vuelva a brotar.

Gracias por tu comprensión y el cariño!

Un beso

PIZARR dijo...

Irma, cuantísimo me apena lo de tu arbol, es que me imagino que mi más querido árbol, allá en el Valle en el que suelo refugiarme, se enferme y me muero de pena de pensarlo.

Parece mentira que puedan albergar tantas cosas íntimas, tantos momentos sentidos, soñados y contados a sus ramas y sus raíces.

Veo que ya has intentado cuanto Juanan dice.

Quizás dió tanta energía a tanta gente que su ciclo ha terminado y necesita descansar.

Un beso para tí y un abrazo para tu árbol ( yo suelo abrazar a los árboles en la intimidad del bosque )

TINTA DEL CORAZON dijo...

Tu cofreárbolconfidente es un caballero,de pie espera que hayan sido muchas los retoños que nacieron de él,en Canadá es ley desde la decada del 60, que por cada árbol que nos dejaba o talaban había que plantar 5,para que no se olvidarán de él...o por las severas multas

marina dijo...

irma no podes ser mas divina!!
entiendo perfecto lo q significa ese arbol...
un besote gigante
marina

tanguetto dijo...

""Mi madre y yo lo plantamos
en el límite del patio
donde termina la casa.
Fue mi padre quien lo trajo,
yo tenía cinco años
y él apenas una rama.
Al llegar la primavera,
abonamos bien la tierra
y lo cubrimos de agua;
con trocitos de madera,
hicimos una barrera
para que no se dañara.

Mi árbol brotó...
mi infancia pasó...
Hoy bajo su sombra
que tanto creció...
tenemos recuerdos
mi árbol y yo.

Con el correr de los años,
con los pantalones largos
me llegó la adolescencia.
Fue a la sombra de mi árbol,
una siesta de verano,
cuando perdí la inocencia.
Luego fue tiempo de estudio,
con regresos a menudo
pero con plena conciencia
que iniciaba un largo viaje,
sólo de ida el pasaje
y así me ganó la ausencia.


Mi árbol quedó
y el tiempo pasó...
Hoy bajo su sombra
que tanto creció...
tenemos recuerdos
mi árbol y yo.

Muchos años han pasado
y por fin he regresado
a mi terruño querido.
En el límite del patio,
allí me estaba esperando,
como se espera a un amigo.
Parecía sonreírme,
como queriendo decirme:
""Mira, estoy lleno de nidos""...
Ese árbol que plantamos
hace tantos, tantos años,
siendo yo apenas un niño.

Aquel que brotó
y el tiempo pasó....
Mitad de mi vida
con él se quedó.
Hoy bajo su sombra
que tanto creció....
Tenemos recuerdos...
Mi árbol y yo.


Alberto Cortez

Oso conocido dijo...

bue...

Querida Irma
Al igual que los compañeros que me preceden en los comentarios siento pena por lo que está sucediendo con tu querido palto.
Cuanto sentimiento hay en tus palabras!

sabes?
entiendo perfectamente tu desánimo.
Mantengamos la esperanza, quien te dice que...

Con lluvia en Buenos Aires
después de soportar un calor de infierno y
antes que un rayo me destruya la PC, je!


te dejo mis saludos,
los mejores deseos y
un abrazo...de Oso!

Oso conocido dijo...

¡¡¡aguante Marina y/o
MARGARITA!!!

Muchas felicitaciones por el libro!!!

SAFIRO dijo...

PIZZAR

hace un tiempo hiciste una entrada hablando del amor a los árboles. Recuerdo haberte comentado como mi padre se abrazó a un árbol, retoño del que él jugaba cuando niño, y ese árbol con sus cuidados revivió.
Lo tuve presente estos días.

Lo intenté todo y guardo esperanzas.

Un fuerte abrazo y beso.

SAFIRO dijo...

CARLOS

mi cofreárbolconfidente, quiere mimos y se los doy...espero no llegar tarde.
Espero que mucha de la descendencia que deja sea tan noble como él, están lejos, por Mercedes algunos, pero...

Un besote

SAFIRO dijo...

MARINA

¡Bonita!
Seguro que lo entendés...sos sensible y tanto como para entregar
ese retoño tuyo hecho libro.

Deseo que te dé muchas satisfacciones.
¡Lo hiciste!...¡¡escribiste un libro!!

Te quiero Marina.

BESOS!

SAFIRO dijo...

TANGUETTO

¡Dale, pegame...!

Si vieras, siento que todo lo mio está asociado a ese árbol.
Estoy triste y no puedo evitarlo...me da mucha pena verlo así.

Ya volverá!!...

Un abrazo

SAFIRO dijo...

OSO CARIÑOSO

bue...¿cuál bue...?

Me hiciste recordar al saludo de los futbolistas...¿donde quedó la poesía?

Sé que lo sentís, sos mi amigo y me entendés, bue...lo intentás.

Tengo esperanzas y hago todo lo posible...¿sabés? hoy con estos 40° de temperatura extrañé tanto su sombra y veo los nidos de los pájaros tan desprotegidos!

Esta lluvia, tan oportuna, puede definir el futuro de mi árbol, si es que algo queda.

Oiga! es primavera, de noche, llueve y usted es poeta...
propone cosas y después me viene con los botines...¡no es justo! Je!

Gracias por todo, mi querido amigo OSO, abrazo de...¿mariposa? es lo que hay!

Besos

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Hola mariposa que abraza...Me quedé con tu última foto, la de la que provee, con alegría. Porque el verdadero árbol...sos vos. la que guarda cada instante en su memoria...sabia, más que savia....
Tal vez el árbol necesite una tierra diferente, o este loco clima le esté afectando, pero siempre estará, querida Irma, estará.

Vos sos su voz.
te abrazo desde estos días locos... llenos de sudor y risas, algunos abrazos de despedida y mucho lindo para guardar,
Te quiero mucho!
besitos

SAFIRO dijo...

FERÍPULA

¡¡Te extrañé muuuucho!!

Imaginaba que los "locos bajitos" absorbían por completo tu tiempo.

Te veo en ese sudor y risas mezclados con las despedidas y abriendo los brazos para que unos vuelen y preparando el ánimo para recibir nuevos abrazos.

Así es la vida...en todos sus aspectos, llegadas y partidas, risas y llantos...sólo es cuestión de saber adaptarse a los cambios, aúnque a veces duelan, forman parte del ciclo y el desafío.

Te quiero, Feri, y me alegra saber que estás bien...
Te prometo algo, si el árbol "Vuelve", este año ya no tiene tiempo para dar fruta, pero si lo logra...¡te llevo de esa fruta a tu casa!...estamos cerca y será la excusa para abrazarte.

BESOS!

Chela dijo...

Amo los árboles y recuerdo muchos de las fincas de mis abuelos pero yo nunca tuve uno tan vinculado a mi como tu tienes ese grandioso ejemplar, tan lleno de recuerdos y de vivencias... No me extraña que estes triste si se seca y languidece.¿No se puede salvar?

Abrazalo. Bésalo...

Yo te mando mis abrazos para daros energia a los dos.