17 de noviembre de 2007

ALFONSINA STORNI


Homenaje a la gran poetisa argentina Alfonsina Storni




¡Cuanto dolor me causas!... si te pienso como mujer.
¡Cuanto te admiro en tus letras, Alfonsina...!


Alfonsina y el AMOR

TÚ, QUE NUNCA SERÁS...
(OCRE-1925)

Sábado fue, y capricho el beso dado,
capricho de varón, audaz y fino,
mas fue dulce el capricho masculino
a este mi corazón, lobezno alado.

No es que crea, no creo, si inclinado
sobre mis manos te sentí divino,
y me embriagué. Comprendo que este vino
no es para mí, mas juega y rueda el dado.

Yo soy esa mujer que vive alerta,
tú el tremendo varón que se despierta
en un torrente que se ensancha en río,

y más se encrespa mientras corre y poda.
Ah, me resisto, mas me tiene toda,
tú, que nunca serás del todo mío.

CAPRICHO
(El dulce daño-1918)

Escrútame los ojos sorpréndeme la boca,
sujeta entre tus manos esta cabeza loca;
dame a beber veneno, el malvado veneno
que moja los labios a pesar de ser bueno.

Pero no me preguntes, no me preguntes nada
de por qué lloré tanto en la noche pasada;
las mujeres lloramos sin saber, porque sí.
Es esto de los llantos pasaje baladí.

Bien se ve que tenemos adentro un mar oculto,
un mar un poco torpe, ligeramente oculto,
que se asoma a los ojos con bastante frecuencia
y hasta lo manejamos con una dúctil ciencia.

No preguntes amado, lo debes sospechar:
en la noche pasada no estaba quieto el mar.
Nada más. Tempestades que las trae y las lleva
un viento que nos marca cada vez costa nueva.

Sí, vanas mariposas sobre jardín de Enero,
nuestro interior es todo sin equilibrio y huero.
Luz de cristalería, fruto de carnaval
decorado en escamas de serpientes del mal.

Así somos, ¿no es cierto? Ya lo dijo el poeta:
deseamos y gustamos la miel en cada copa
y en el cerebro habemos un poquito de estopa.

Bien. No, no me preguntes. Torpeza de mujer,
capricho, amado mío, capricho debe ser.
Oh, déjame que ría. ¿No ves que tarde hermosa?
Espínate las manos y córtame una rosa.

DUERME TRANQUILO
(OCRE-1925)

Dijiste la palabra que enamora
a mis oídos. Ya olvidaste. Bueno.
Duerme tranquilo. Debe estar sereno
y hermoso el rostro tuyo a toda hora.

Cuando encanta la boca seductora
debe ser fresca, su decir ameno;
para tu oficio de amador no es bueno
el rostro ardido del que mucho llora.

Te reclaman destinos más gloriosos
que el de llevar, entre los negros pozos
de las ojeras, la mirada en duelo.

¡Cubre de bellas víctimas el suelo!
Más daño al mundo hizo la espada fatua
de algún bárbaro rey y tiene estatua.




EL ENGAÑO
(OCRE-1925)

Soy tuya, Dios lo sabe por qué, ya que comprendo
que habrás de abandonarme, fríamente, mañana,
y que bajo el encanto de mis ojos, te gana
otro encanto el deseo, pero no me defiendo.

Espero que esto un día cualquiera se concluya,
pues intuyo, al instante, lo que piensas o quieres.
Con voz indiferente te hablo de otras mujeres
y hasta ensayo el elogio de alguna que fue tuya.

Pero tú sabes menos que yo, y algo orgulloso
de que te pertenezca, en tu juego engañoso
persistes, con un aire de actor del papel dueño.

Yo te miro callada con mi dulce sonrisa,
y cuando te entusiasmas, pienso: no te des prisa.
No eres tú el que me engaña; quien me engaña es mi sueño.


ESTO ES AMOR...

Esto es amor, esto es amor, yo siento
en todo átomo vivo un pensamiento.

Yo soy una y soy mil, todas las vidas
pasan por mí, me muerden sus heridas.

Y no puedo ya más, en cada gota
de mi sangre hay un grito y una nota.

Y me doblo, me doblo bajo el peso
de un beso enorme, de un enorme beso.

OYE
(Irremediablemente 1919)

Yo seré a tu lado, silencio, silencio,
perfume, perfume, no sabré pensar,
no tendré palabras, no tendré deseos,
sólo sabré amar.

Cuando el agua caiga monótona y triste
buscaré tu pecho para acurrucar
este peso enorme que llevo en el alma
y no sé explicar.

Te pediré entonces tu lástima, amado,
para que mis ojos se den a llorar silenciosamente,
como el agua cae sobre la ciudad.

Y una noche triste, cuando no me quieras,
secaré los ojos y me iré a bogar
por los mares negros que tiene la muerte,
para nunca más.


OYE, YO ERA COMO UN MAR DORMIDO...

Oye: yo era como un mar dormido.
Me despertaste y la tempestad ha estallado.
Sacudo mis olas, hundo mis buques,
subo al cielo y castigo estrellas,
me avergüenzo y escondo entre mis pliegues,
enloquezco y mato mis peces.
No me mires con miedo. Tú lo has querido.




PESO ANCESTRAL
(Irremediablemente-1919)

Tú me dijiste: no lloró mi padre;
tú me dijiste: no lloró ni abuelo;
no han llorado los hombres de mi raza,
eran de acero.

Así diciendo te brotó una lágrima
y me cayó en la boca... más veneno.
Yo no he bebido nunca en otro vaso
así pequeño.

Débil mujer, pobre mujer que entiende,
dolor de siglos conocí al beberlo:
¡Oh, el alma mía soportar no puede
todo su peso!






«me llamaron Alfonsina, que quiere decir dispuesta a todo».

Considerada la poetisa del posmodernismo argentino, nació en Sala Capriasca (Suiza), el 22 de mayo de 1892, trasladándose con su familia a la Argentina, a muy temprana edad.


Padeciendo una niñez con estrecheces económicas, debió trabajar como lavaplatos, camarera, costurera y obrera.
Se recibió de maestra rural en Coronda, ejerciendo en la Escuela Normal. Fue profesora de arte dramático y colaboró con varios grupos de teatro juvenil.
En 1911 se mudó a Buenos Aires. En 1912 nació su hijo Alejandro, de padre desconocido, define en su vida una actitud de mujer que se enfrenta sola a sus decisiones.

Madre soltera, hecho que no era aceptable en su época, fue sin embargo la primera mujer reconocida entre los mayores escritores de aquel tiempo. Su trayectoria literaria evolucionó desde el Romanticismo hacia la vanguardia y el intimismo sintomático del Modernismo crepuscular. El rasgo más característico de su producción fue un feminismo combativo en la línea que se observa en el poema Tú me quieres blanca, el cual se halla motivado por las relaciones problemáticas con el hombre, decisivas en la vida de la poetisa.

Alfonsina Storni comenzó a frecuentar los círculos literarios y dictó conferencias en Buenos Aires y Montevideo; colaboró en las revistas Caras y Caretas, Nosotros, Atlántida, La Nota y en el periódico La Nación. Compartió además la vida artística y cultural del grupo Anaconda con Horacio Quiroga y Enrique Amorín y obtuvo varios premios literarios.


Quiroga la nombra frecuentemente en sus cartas, sobre todo entre los años 1919 y 1922, y su mención la destaca de un grupo donde había no sólo otras mujeres sino también otras escritoras. Sin embargo, cuando Quiroga resuelve irse a Misiones en 1925, Alfonsina no lo acompaña. Quiroga le pide que se vaya con él y ella, indecisa, consulta con su amigo el pintor Benito Quinquela Martín. Aquél, hombre ordenado y sedentario, le dice: «¿Con ese loco? ¡No!».

En la década de 1930 viajó a Europa y participó de las reuniones del grupo Signos, donde asistían figuras importantes de las letras como Federico García Lorca y Ramón Gómez de la Serna.

En la Peña del café Tortoni conoció a Federico García Lorca, durante la permanencia del poeta en Buenos Aires entre octubre de 1933 y febrero de 1934. Le dedicó un poema, «Retrato de García Lorca», publicado luego en Mundo de siete pozos (1934). Allí dice: «Irrumpe un griego /por sus ojos distantes (…). Salta su garganta /hacia afuera /pidiendo /la navaja lunada /aguas filosas (…). Dejad volar la cabeza, /la cabeza sola /herida de hondas marinas /negras…».

El 20 de mayo de 1935 Alfonsina fue operada de un cáncer de mama.

En 1936 se suicida Horacio Quiroga y ella le dedicó un poema de versos conmovedores y que presagian su propio final:

Morir como tú, Horacio, en tus cabales,
Y así como en tus cuentos, no está mal;
Un rayo a tiempo y se acabó la feria…

Allá dirán.
Más pudre el miedo, Horacio, que la muerte
Que a las espaldas va.
Bebiste bien, que luego sonreías…
Allá dirán.

En 1938 participó en el homenaje que la Universidad de Montevideo brindó a las tres grandes poetas de América: Gabriela Mistral, Juana de Ibarbourou y ella misma.

Los meses que siguen fueron de incertidumbre y temor por la renuencia de la enfermedad.

El 23 de octubre viajó a Mar del Plata y hacia la una de la madrugada del martes veinticinco Alfonsina abandonó su habitación y se dirigió al mar. Esa mañana, dos obreros descubrieron el cadáver en la playa. A la tarde, los diarios titulaban sus ediciones con la noticia: «Ha muerto trágicamente Alfonsina Storni, gran poetisa de América». A su entierro asistieron los escritores y artistas Enrique Larreta, Ricardo Rojas, Enrique Banchs, Arturo Capdevila, Manuel Gálvez, Baldomero Fernández Moreno, Oliverio Girondo, Eduardo Mallea, Alejandro Sirio, Augusto Riganelli, Carlos Obligado, Atilio Chiappori, Horacio Rega Molina, Pedro M. Obligado, Amado Villar, Leopoldo Marechal, Centurión, Pascual de Rogatis, López Buchardo.

El 21 de noviembre de 1938, el Senado de la Nación rindió homenaje a la poeta en las palabras del senador socialista Alfredo Palacios. Este dijo:

«Nuestro progreso material asombra a propios y extraños. Hemos construido urbes inmensas. Centenares de millones de cabezas de ganado pacen en la inmensurable planicie argentina, la más fecunda de la tierra; pero frecuentemente subordinamos los valores del espíritu a los valores utilitarios y no hemos conseguido, con toda nuestra riqueza, crear una atmósfera propicia donde puede prosperar esa planta delicada que es un poeta».



Monumento en homenaje a Alfonsina en Mar del Plata
(Tomado del Proyecto Cervantes)


Enlace http://www.cervantesvirtual.com/bib_autor/Alfonsina/autora.shtml




Este video es precioso!!
Basado en la pieza compuesta por Ariel Ramirez y Félix Luna
Interpretado por Mercedes Sosa
Hermoso video con imágenes de Alfonsina...
"Alfonsina y el mar"



En el post anterior las poesías del DOLOR y la última que escribió y se publicó al día siguiente de su muerte




.

32 comentarios:

BELMAR dijo...

una escritora que nos enorgullece como sudamericanos...

Waipu Carolina dijo...

Qué interesante la vida de esta mujer! toda una artista apasionada!

Qué bella música de fondo!

un beso bonita!

modes amestoy dijo...

enormes los poemas y la vida de esta mujer.
Un abrazo

Nanny Lidia dijo...

Que triste!!!pero a la vez que lindo leer sus versos, me hace acordardar los años escolares . Me voy toda melancolica.

Como siempre hermana muy buen post.
Besos

BELMAR dijo...

De la beethoveniana sonata,
y a propósito de nuestra latinoámerica,
me gustan las versiones de
Roberto Bravo,
Claudio Arrau
y Daniel Baremboim...

EL HIPPIE VIEJO dijo...

QUERIDA IRMA

REALIZAR UN JUICIO VALORATIVO RESPECTO A
ALFONSINA,
RAYA EN LA OBVIEDAD.

SUS LETRAS
SON EL FIEL REFLEJO DEL MISMO…

DE TODAS
MANERAS DIGO,
SIENDO OBVIO,
UNA POETISA SUBLIME!

SUS LETRAS,
QUE POR MOMENTOS LASCERAN,
POR OTROS,
ABRAZAN Y
ACARICIAN,
LLEGANDO
A LO PROFUNDO,
SON DE UNA MAGNIFICENCIA
NOTABLE!

QUIERO FELICITARTE POR ESTE TRABAJO,
SIN DUDAS,
EXQUISITO!

LOS AMANTES DE LA POESÌA,
AGRADECIDOS!

LAS PALABRAS DE ESE ILUSTRE ARGENTINO,
PALACIOS, BIEN PODRÌAN APLICARSE A
NUESTROS DÌAS.

AMIGA
RECIBE MIS SALUDOS Y
DESEOS DE HORAS FELICES.

BESOS MIL

ADAL

GENIAL LA INTERPRETACIÒN
DE MERCEDES SOSA!!!

lully, Reflexiones al desnudo dijo...

Zafiro, increible que habiendo nacido en diferentes lugares, entornos y fechas nos identifiquemos tanto... no digo más, sólo que me tocaste mi sensibilidad con esta poetisa y lo que ella era sumada a la canción del video y lo bonito que la presentas.

Te abrazo Zafiro de septiembre y de todos los meses del año.

Chela dijo...

Es curioso. Conoci esta canción de Mercedes Sosa, "Alfonsina y el mar" sin saber que se referia a Alfonsina Storni, poetisa a la que conocí mucho más tarde y que admiro, no obstante esa canción ya me sugeria algo bello y hermoso detrás, la vida de una mujer especial, llena de encanto...Después supe que eso bello que presentia eran sus hermosos poemas.

Gracias Safyro una vez más por la muchisima belleza y cultura que traes a tus páginas.

Un abrazo muy fuerte.

tanguetto dijo...

Unica, bendita, maravillosa, audaz...


Chapeau a las dos...a ella por ser quien fue y a vos por traerla nuevamente a nosotros.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Un ícono de la poesía argentina.
Si habré cantado la canción...y recitado su poesía...

Mercedes es maravillosa, y ese piano, habla.
Qué placer pasar por tu tertulia!

Besos!
(Hoy me porto muy bien ,ves? Hasta guantes blancos hasta el codo he lucido..)

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

En relidad...me vine con el piyama abajo de la pollera!!! Y unos churros rellenos en los guantes....!!!
Y dos botellitas de lemonchelo para el final!!!!hic! :P

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Me quedé explorando y arreglando ReCurSoS. Además, con la licencia....me quedo hasta tarde despierta, miro pelis, y le doy al teclado (nada de Mozart) Esa serías vos! Puse los guantes en remojo: quedaron impresentables!jaja!

Laly dijo...

Bello y merecido homenaje a una audaz mujer de letras.

Como siempre la exquisitez ronda por tu casa.

Un beso querida Irma!

LaLy

MentesSueltas dijo...

Siempre me conmueve leer a Alfonsina, es especial, triste, definitva escribiendo. Es una alegria leer el trabajo tan bello que nos regalas. Gracias.
Te abrazo con el cariño de siempre.
MentesSueltas

Jerusalem dijo...

Safiro, me encanta Alfonsina sus poemas conmueven.

Un beso

Umma1 dijo...

Hola Safiro.
Yo vivía en Mar del Plata a 100 metros del hotelito donde pasó sus últimos momentos.
Una callecita mágica, un espacio delicioso, calmo, un chalecito cálido. Cuanto debió sufrir para no amarrarse a esa oferta que le hacía la vida.
De ella me gusta especialmente un poema que creo se llama "dos palabras".

Un abrazo :)

SAFIRO dijo...

Hola UMMA
Que alegría verte de nuevo!
Aquí te dejo ese poema que te gusta.
Ya te visito...
BESOTES

DOS PALABRAS

Esta noche al oído me has dicho dos palabras
Comunes. Dos palabras cansadas
De ser dichas. Palabras
Que de viejas son nuevas.

Dos palabras tan dulces que la luna que andaba
Filtrando entre las ramas
Se detuvo en mi boca. Tan dulces dos palabras
Que una hormiga pasea por mi cuello y no intento
Moverme para echarla.

Tan dulces dos palabras
—Que digo sin quererlo— ¡oh, qué bella, la vida!—
Tan dulces y tan mansas
Que aceites olorosos sobre el cuerpo derraman.

Tan dulces y tan bellas
Que nerviosos, mis dedos,
Se mueven hacia el cielo imitando tijeras.
Oh, mis dedos quisieran
Cortar estrellas.

Alfonsina Storni

Santiago Diaz Valdez dijo...

Gracias..
nunca he leido concientemente a Alfonsina...
era de cuando era muy chico y me parecia demasiado... demasiado para mi..
y ahora de grande y gracias a vos la pude descubrir un poco mas...

te cuento que me he tomado una licencia.. con la facultad acechandome y el trabajo nuevo,no me sentia en condiciones certeras de darle un color lindo y puro a mi rincon...
espero nos volvamos a encontrar en estas lineas..

Te mando besos luminosos

Isidro dijo...

Gran desconocida, a la vista de su curriculum. Nuevamente, ese lado del mar es para nosotros el reflejo de nuestra ignorancia.

Gracias por presentárnosla. Es hora de que profundicemos en vuestras letras, y que no nos quedemos en el humus superficial.

Un beso grande Irma... hace días que no sabía de ti.

Luiso dijo...

Pasaba, solo pasaba para no perder la costumbre.
Saludos.

.:*:. Ferípula .:*:. dijo...

Nada..., como Luiso,
yo tampoco quería perder la costumbre!!! :)

Blue Cat dijo...

Hola Safiro querida, como siempre una delicia pasar por tu casa, cuanta sensibilidad, dulzura, amargura, fuerza, desesperacion, esperanza, pero todo muy bien combinado para echar el alma a volar, con cierta melancolia, pero rico.

Besos

Laly dijo...

Paso Irma, releo, miro tu casa ,escucho tu mùsica y danza mi alma por la armonìa que encuentro aquì.

Besos muchos, buen finde :)

LaLy

modes amestoy dijo...

sólo para dejarte un abrazo

Común dijo...

Hola!!!!!!!!

Que pases un buen fin de semana!!!!!!!!!!

Y cahuuuuuuuuuuuuuu....

Un besote y abrazo de oso.

TINTA DEL CORAZON dijo...

BESO,VIOLETA, AMAPOLA Y CARIÑOS...

hermoso homenaje....no alcanza el agua del mar para ahogar sus penas y sus versos,ya es parte del mar y sus lágrimas le dieron gusto salado...

MentesSueltas dijo...

Algo para compartir…

Quiero compartir con ustedes la finalización de un proyecto personal muy importante. Luego de muchas idas y vueltas, he logrado terminar mi libro y estoy a punto de presentarlo. Justamente ayer el editor me lo entregó y experimenté una de las cosas más hermosas y emocionantes de mi vida.

Todo lo que uno pueda decir es poco, las sensaciones que se viven en el proceso de creación de un libro son indescriptibles.

Ustedes son, en gran parte mis impulsores y mis mejores consejeros, además de lectores, en algunos casos de más de dos años. Y a ustedes se los debo y se los dedico especialmente.

Si todo está bien (y no dudo que así sea) el próximo sábado 15 de Diciembre realizo la reunión de presentación del libro “Escribo y te cuento…”.

Los quiero mucho.

MentesSueltas

SAFIRO dijo...

SAFIRO: Por favor necesito que dejes tu voz en mi blog y la de todos tus Amigos.

Gracias

LULI
http://lossilenciosdeluli.blogspot.com/
==============================

Amigos
Este pedido que nos hace Luli desde Colombia es para solidarizarnos con INGRID que permanece secuestrada.

BESOS
============================

Umma1 dijo...

Hola Safiro.
Venía a desearte buen comienzo de semana (F)
Se te extraña :)

Umma1 dijo...

Hola nena, vuelvo.
QUiero ver si desde acá puedo entrar al blog de Nanny, que desde el mío no puedo. Algo estará mal en el link, a ver si lo soluciono :)

Abrazos y una jornada con menos calor (F)

Dédalus dijo...

Se ve que adoras a Alfonsina, como a Lorca, de León o Miguel Hernández... y eso, querida Safiro, te pinta de cuerpo entero. O, mejor, de alma plena.

Un beso, en este reencuentro.

Celia Rivera Gutierrez dijo...

Safiro
Gracias por permitirme ver más de las grandezas de Argentina.
Me ha costado un poco de trabajo el entender como se entra en los vericuetos de tu blog tan lindo, leí lo de la primavera y no encontraba donde dejarte un saludos. Y me encuentro con esta maravillosa poeta y su homenaje
Te quiero preguntar
¿Has oído hablar de Atahualpa Yupanqui, y de la señora
Antoinette que es Nenette,que se manejo con el seudónimo(Pablo del Cerro) en el folklórico argentino?.
Gracias safiro por poner a disposición la grandeza del arte argentino ya que de esta manera puede llegar a cualquier rincón del mundo que se asome a tu puerta.
Un abrazo desde Sonora México
Celia Rivera Gutiérrez